castell de peralada, impresionante casino y por fin impresionante restaurante (Peralada)

Todo el mundo conoce el casino de Peralada situado en el impresionante castillo de Peralada, y por fin han puesto un restaurante como se merecía, el fichaje estrella de Toni Gerez y Xavier Sagristà hacen de este una garantía de éxito quienes fueren durante muchos años parte importante del Bulli uno en sala y otro en cocina para luego irse y abrir el extinto Mas Pau galardonado con una estrella Michelin, sin duda con este nuevo marco han ganado ambas partes, el castillo porque por fin tendrá un gran gastronómico para deleitar los paladares de foodies inquietos y de clientela del casino donde podrán pegarse un homenaje gastronómico y Toni Gerez porque la sala de exquisitez le encaja a la perfección con el servicio que el capitanea y Xavier Sagrista porque su cocina aquí aun luce mas, ha nuestra llegada un aparcacoches te recoge las llaves del mismo casi en la puerta del restaurante, este con una terraza muy bonita donde las noches de verano debe ser una gozada estar ahí, nosotros al ser servicio de comida fuimos dentro donde se está más confortable de temperatura, ya en la mesa nos traen la carta donde encontramos un menú llamado "plaers de migdia" que solo está de lunes a viernes en comidas a precio de 35 euros muy recomendable al que sin duda en mi próxima visita optare, un menú degustación al precio de 79 euros y una pequeña carta, la carta de vinos ha mejorado respeto a Mas Pau y los precios de la misma muy buenos, en realidad el precio del agua, cafés, vinos... son precios muy económicos para lo que suelen ser este tipo de restaurante, y lo que más me gusto y que siempre reivindico no cobran extras ni peajes por la cara tales como snacks y aperitivos o cosas así, honestidad a tope muy bien, el servicio agradable, elegante pero sobretodo estupenda la faena de Toni donde ejerce de anfitrión como nadie, si en Mas Pau tenían estrella Michelin es más que probable que la guía les premie aquí también con una, sin duda la merecen, nosotros decidimos tomar el menú degustación y esto es lo que dio de sí:

Antes de empezar nos traen un buen abanico de aceites para degustar que dejan en la mesa y que puedes tomar todo el que quieras
 
Para acompañar estos te dejan 5 tipos de sales distintas y pan
 

Luego empiezan a desfilar los snacks, este mikado de mar con chocolate que más que snack me pareció un peti ya que el mar no lo encontré por ninguna parte y simplemente me dio la sensación de estar comiendo un buen mikado casero
 
también de sabor algo calmado fue la mar-delena de algas, una magdalena de textura y esponjosidad perfectas pero falta de sabor, quizás espolvoreada con plancton y algún camaroncito bien frito entre medio ganaría bastante
 
La coca de recapta ya empieza a tener buen sabor la cosa pero aquí el obulato tendría que ser un poco más fino, este resultaba tosco, pero la idea es genial y de sabor estaba muy bueno
 
Los siguientes son una secuencia brutal, en la taza tenemos una sopa fría de calçots y al tomarla seguidamente hay que comerse el bombón de romesco, para los amantes de los calçots ya podéis imaginar esta secuencia lo buena que estaba y lo bien que funcionaba
 
luego llega la croqueta con piparra, cojo la croqueta la mojo con  la salsa y seguidamente tomo la piparra, el conjunto también funcionaba muy bien y estaba muy rico
 
Pero el snack que nos hizo tocar el cielo sin duda fue el chucho de parmesano, un chucho bien calentito espolvoreado de parmesano y también relleno del mismo, brutal
 
cornete de burrata, el cornete viene con una espuma creo recordar que de burrata, sea como sea estaba buenísimo
 
Para terminar los snacks traen con criterio y de manera muy acertada el gin-tònic de melón y digo acertada porque resulto refrescante y con un amargor muy agradable
 
El tiradito de vieiras con panceta ibérica y verduritas estuvo genial, plato agradable, fresco y estimulante
 
Mi mujer se lo cambio por la esponja helada de espárragos verdes con sopa de espárragos blancos, mandarina y nueces
 
Raviolis fríos de pasta de albahaca con cremoso de fruta seca, vinagreta de crustáceos y polvo de parmesano, añadiría mas vinagreta de crustáceos para disfrutar más de la degustación
 

pero el plato orgásmico del menú fue sin duda este, nuestra versión de la caldereta de pescados y frutos del mar, llevaba diferentes pescados que encontramos por las costas de los alrededores mas mejillón, gamba y pulpo de cocción impecable, en realidad cada elemento estaba en su justo punto de cocción y no es fácil cuando cada pescado y marisco requiere de diferentes tiempos para lograr su cocción optima, si a este plato le añades una "espardenya" o pepino de mar llego al orgasmo 2 veces seguidas
 
Para terminar el apartado salado llega el secreto de cerdo ibérico al vermut de jerez reserva Lustau, venia intercalados con unos espárragos trigueros imagino para refrescar el plato un poco del sabor potente y delicioso del secreto, este como no cocinado a la perfección nada astilloso
 
 

Nos preparan la mesa con unos brotes con frutos rojos, confituras, membrillo y frutos secos


Y luego Toni Gerez se acerca a la mesa con un impresionante carro de quesos no tanto por su tamaño sino por la cantidad de quesos que contenía y el buen conocimiento de los mismos, probablemente sea el carro de quesos con más variedad que me han servido en un restaurante, además si os gustan merece mucho la pena que lo pidáis ya que es muy generoso a la hora de servir incluso te anima a que vayas probando más de lo que te pedirías 
 
Le toca el turno a los postres y como suele ser habitual me encuentro que estos están un poco por debajo del apartado salado, aunque tengo que decir que estaban muy buenos, el primero fue este financier de remolacha con frutos rojos y ajedrea
 
Y para terminar la vuelta al mundo, cinco continentes, cinco especias, tres chocolates
 
los petis para el café
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario