BODEGA 1900 Albert Adrià para todos los públicos (Barcelona)

hoy visitamos el hermanos pequeño del grupo empresarial "EL BARRI" bajo la batuta de Albert Adrià, se trata de la Bodega 1900, una bodega de barrio pasada por el filtro Adrià, empezare hablando lo que encontrareis, aquí encontrareis un producto de primera, tratado excepcionalmente, sin complicaciones aparentes aunque haya mucha cocina de fondo, el precio bastante  bueno se puede comer bien por unos 50 euros, tienen una carta y platos fuera de esta según temporada, se encuentra situado frente al restaurante Tickets y me gusto que los platos tuvieran las temperaturas perfectas, aquí llegaban calientes los que tenían que serlo, lo que tendría que ser algo normal en alta cocina muchas veces encuentro platos faltos de temperaturas, en el tickets sin ir más lejos en mis visitas tuve platos que de haber tenido la temperatura adecuada hubieran sido sublimes como unos "rovellons" con ajo y perejil que llegaron a temperatura ambiente y no se les pudo sacar todo el valor gustativo entro otros, pero aquí este error esta subsanado, también hubieron errores de los que no entiendo como el orden de los platos que yo personalmente hubiese puesto otro orden y la lentitud del servicio pese a haber un batallón de cocineros y camareros se hizo lento entre plato y plato incomprensiblemente como en el caso de los tomates que tardaron más de 20 minutos en llegar, una comida de estas características no se debería demorar las 2 horas y media que estuvimos, por otro lado yo hubiese traído primero las esferificaciones junto con los tomates, el siguiente pase hubiese traído los boquerones junto con las gambas y el resto como vino pero con mejor ritmo, aun y así es un sitio más que recomendable si quieres comer muy bien con el sello Adrià sin salir con un agujero en la visa, esta fue nuestra elección para compartir entre 2 y este fue el orden por el que nos los sirvieron, así pues el menú comienza así:
 
La aceituna-s con jugo de piparra, la clásica ya esferificación de aceituna a tan solo 1,90 euros, en esta ocasión me pareció más calmada de sabor gustativo que en otras ocasiones eso si el agradable sabor de la piparra le suma enteros
 
Gamba roja a la plancha, aquí producto de primera apenas tocado por la plancha y en su punto justo de cocción, buenas muy buenas
 
El pescadito del día eran estos boquerones fritos, perfectos en fritura y nada aceitosos, buen punto la ralladura de limón aportando sensación cítrica agradable
 
La ensalada de tomate raff estuvo buenísima, tomates pelados y cortados con unos guisantes y perfectamente aliñados, este plato en temporada debe estar brutal, lo que no fue muy bien es el tenedor de 2 púas ya que no nos permitía coger bien los guisantes, guisantes de calidad suprema duros por fuera y al morderlos explotaban, esto si son guisantes

El mollete de calamares picantes estuvo brutal, un pequeños bocadillo con unos aros de calamar de rebozado fino y una salsa kimchi que le sentaba genial

Como brutal también estuvo el mollete de papada, sobre todo porque la papada se deshacía en la boca y no estaba nada dura ni chiclosa
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Luego llego el dúo de salmonetes con suquet y alcachofas, unos salmonetes de una talla pequeña que nunca había comido ni encontrado tan pequeños, vienen completamente rebozados se puede comer hasta la cabeza, esto venía acompañado de un suquet pero que suquet, ya por si solo merecería una visita a la bodega, según nos cuentan lo hacen con patata pero luego la sacan, viene servido con unos trozos de alcachofa que la verdad encajaba muy bien sin duda fue el platazo de la comida

Para terminar trajeron el canelón de pollo rustido con foie, quizás fue el plato que me dejo más indiferente y ojo no porque estuviera malo ya que estaban ejecutados a la perfección con el relleno muy meloso y una buena bechamel, sino porque no me resultaron mucho más buenos de los que puedo comer en cualquier fonda o masía catalana, repito estaban perfectos tanto en ejecución como en sabor pero me esperaba algún punto diferencial que los hiciera diferentes al resto

Ya de postre pedimos las fresitas gambara, unas fresitas con su sirope y un helado de leche frita con pimienta, un final de fiesta perfecto os lo recomiendo

RESTAURANTE CAPRITX la estrella de Terrassa

Llevaba ya un tiempo con ganas de probar la cocina de Artur Martínez, sobre todo después de probar en un par de ocasiones su extinto "Matis bar" lugar donde comí realmente bien y que me gusto el concepto, lástima que no cuajara la cosa y lo cerraran, desde entonces había oído rumores de que Capritx se trasladaría a Barcelona así que espere pero creo que finalmente no se producirá tal traslado por lo que decido acercarme a Terrassa a visitar esta casa.
 
como siempre empezare hablando del restaurante, un restaurante con tan solo 5 mesas que cuenta con una estrella Michelin, llevado por 2 camareros, una zona de cocina vista donde terminan de emplatar y otra parte de cocina interior, en cuanto a la carta trabajan con un único menú degustación al precio de 69 euros, me gusto que no cobren suplementos tales como pan y snack o petit fours o servicio de aguas, siempre reivindico que en los menús degustación no tendrían que existir peajes de este tipo sino incluirlos y aquí lo incluyen todo,  bueno menos el vino lógicamente, el menú estuvo muy bien aunque tuvo algunos peros a mitad del menú que luego comentare, el menú empieza muy fuerte luego baja un poco y al final vuelve a subir el nivel, personalmente prefiero que los menús empiecen más flojos y vayan subiendo progresivamente hasta que al final llegue la traca final pero la verdad es que en global merece la pena acercarse a esta casa, comentar que avisamos de que venía una persona embarazada por lo que tuvieron el detalle de adaptar algunos platos para que pudiera disfrutar la degustación sin sentirse marginada, detalles tales como escaldar las gambas para que pudiera probar el mismo plato o explicarnos que previamente habían congelado todo el pescado y que no tendría problema ninguno en poder comerlo, en cuanto a la cocina de Artur veréis que juega mucho con las texturas, sobre todo las crujientes y también me gusto que potencia mucho los sabores ácidos/avinagrados, después de degustar el menú y con los pocos medios que tienen me parece que Artur tiene mucho mérito y pienso que con otros medios el gran potencial que tendría, la carta de vinos bien estructurada y muy atractiva y con precios bastante asequibles para lo que suelen ser este tipo de restaurantes, en cuanto al servicio bueno, agradable y con buen conocimiento de los platos servidos, me gusto que durante el menú nos dejaran degustar tranquilamente y al final nos preguntaran que nos había gustado más y que es lo que menos, es agradable poder dar la crítica al momento, charlar y opinar sin que se nos enfaden por decir que algún plato no nos convenció

 
En cuanto al montaje de mesa sobrio y elegante como veis, en este plato es donde más tarde degustaríamos el pan y aceite, aunque no hice foto
 
A nuestra llegada nos ofrecen un caldo de mejillones, un caldo bien calentito, estimulante y muy rico, donde nos dejan una carta donde ver la filosofía del restaurante y un poco de su historia y nos presentan el menú degustación que tomaremos hoy, después como he comentado pasamos a la degustación de pan y aceite y nos traen la carta de vinos

Menú degustación


el primer plato nos lo sirve el mismo Artur Martínez quien nos da la bienvenida y al que pudimos ver trabajando en todos los platos en la zona de cocina vista, es cuando nos dice que han escaldado las gambas para que la embarazada las pueda tomar y que todo el pescado ha sido previamente congelado y tratado para que no tenga problema en poderlo tomar, el primer plato fue la gamba en consomé mediterráneo, 2 gambas en un agua de tomate, con una esferificación de vinagre y hoja de ostra, un muy buen comienzo donde se convertía en 2 bocados uno con el agua de tomate y gamba y otro al que le añadimos la esferificación
 
Bonito encebollado, mostaza y hoja cítrica, este fue probablemente el mejor bocado del menú, estaba brutal hasta me supo a poco
 
El primer pero llego con las migas crujientes, caballa curada y mahonesa de sus huevas, con el primer bocado cogí una buena cucharada de caballa con migas crujientes y la textura de las migas se llevaba el plato por delante, en los siguientes bocados decidí apartar migas para coger menos y así con menos cantidad el plato estaba buenísimo y funcionaba a la perfección el punto crujiente con la mahonesa y la caballa, quizás habría que replantear el plato con menos cantidad de migas
 
Nos añadieron un plato fuera del menú, lamina de presa ibérica curada con quínoa, esto era un platazo, había que enrollar la presa con la quínoa y tomarlo, la quínoa le sentaba genial y la presa dejaba un gusto ibérico en el paladar muy muy agradable
 

Pappadum de comino, crema agria y huevas de trucha, el siguiente plato no me convenció como tal sino que lo encontré deslocalizado, no era que no me gustara, sí que me gustaba sino que no encajaba en esta etapa del menú, yo lo pondría como snack de bienvenida, en invierno el caldo y en verano el pappadum o incluso lo vería como una sustitución original del pan y aceite por qué no, pero no lo veo a mitad del menú 
 
El menú remonta con el hummus de alubias del ganxet y anguila, plato genial donde la anguila "creo estaba ahumada" funcionaba muy bien con el hummus
 
A mi mujer que no le gustan las alubias le sirvieron este plato que como no recuerdo el nombre lo llamare quenelle fría de mostaza con pepino encurtido
 
Otro platazo fue el "rossejat" de algas con calamar, el calamar cortado a modo de tallarín ligado con un pil pil de plancton, plato que estaba brutal y que deja bastante saciado
 
Papada ibérica de bellota, pimienta verde y espárragos, gran plato para terminar el apartado salado, se nota la calidad de la papada que estaba muy melosa y cocción impecable

Le toca el turno a los postres y como me suele pasar no me impactan mucho, primero porque no soy muy amante de lo dulce y segundo porque es la gran cuenta pendiente de los gastronómicos donde normalmente suelen bajar un poco nivel respecto al apartado salado, este primer postre creo que bien pensado por su ligereza fue el de cítricos, yogur de oveja y Karlsson's Gold
 
Helado de melaza, coco, pan negro y vinagre, bueno aunque creo que demasiada cantidad, con la mitad hubiera sido suficiente
 
Como he dicho no soy muy amante del dulce sin embargo para terminar un buen postre de chocolate creo que es agradable y así lo fue este pastel de chocolate al horno
 
No sé si hay petis pero como no pedimos cafés no dimos pie a que trajeran